Epilogo de Despedida

Y una vez escritos estas entradas, solo quedar hacer una entrada final. Con algunos datos de interés.

Más de 120 km recorridos, algunos para adelante y para atrás, a una media de 4,4 km. incluyendo paradas. No está nada mal.

Mas de 30 horas andando y mas de 11.000 calorías perdidas y no repuestas. Un déficit de líquido, que nos ha hecho depurarnos por dentro y gastar más tiritas y vendas que papel higiénico… esto parece que es algo extendido por el camino, según los comentarios oídos en las caminatas.

El numero de ampollas ha sido escaso, para el Grupo, pero muy concentrado en algunas de sus miembros.

Las horas de sueño en 7 noches… no muchas, mejor no cuantificaras. En los primeros días, alguno dormíamos menos que el ritmo de caminata…

Canciones del camino: Despacito, toda una premonición… y la de Maluma “la de los cuatro”.

Confesiones…. Incontables. Pero se quedan por el camino.

El Tito Juan, el otro doctor del Grupo, otro descubrimiento, a medias pues ya nos conocíamos algo. Un continuo ir de la cabeza a la cola del pelotón, cargado con un mochilón lleno de agua, fruta, vendas… eso era el bolsillo de Doramon. Y sus conversaciones  después de las caminatas. en nuestros particulares “momentos de reflexión”. Inolvidable.

Y este humilde escritor, que ha ido cerrando el Grupo siempre, como si fuera un pastor haciendo con sus manos el gesto, para que el “rebaño” fuera por el camino y se agrupara, solo le queda cerrar el blog, con todo el dolor de mi corazón, y emplazarnos para vernos pronto. Mientras tanto, cada vez que cierre los ojos, me vendrán imágenes del camino que se han quedado en el corazón , con las caras y los nombres de todos.

“Buen camino” para siempre.

El Marqués de Torrejoncillo

Una de las grandes sorpresas de este Camino, ha sido hacerlo con una persona que no conocía.

Cuando contaba el camino que iba a hacer, con tantas niñas, todo el mundo me decía “que valor tienes”. Pero yo siempre pensaba lo mismo. ¿Valor? Valor tiene el último en apuntarse, que solo conoce a uno, no a mi, a ninguna niña, ni le une nada con ellas. Eso es echarle… valor.

Desde el primer momento se pudo observar que este desconocido, lo iba a ser por muy poco. Las niñas lo bautizaron rápido “Tito Aure” todos sabemos como son a esa edad…

En los primeros momentos del viaje, en nuestra caminata desde Valenca Do Minho, aperitivo de lo que iba a venir, empezamos a hablar y a conocerle. La primera cerveza y su relato sobre la elaboración casera de ésta, con esa forma de hablar que transmite calma, unido a que en todos los albergues tenía su cama en otra habitación, me dio la sensación que estaba ante un auténtico Marqués.

Como a persona de la nobleza que es, en todos los albergues ha compartido habitación con sudamericanas, brasileñas, nacionales y europeas, todas del sexo femenino. Pero tranquilos. Si hay algo que no despierte bajos instintos y deje la líbido en estado neutro, es el Camino. Cansancio, sudor y ¡Vaya pintas!. Y si no, habitación solo, lo dicho un Marqués.

Pero este Marques tiene algo especial. Junto a su amigo, el tito Juan, pasaba dos horas de consulta médica todas las tardes. Especialidad ¡podología!. Su verdadera especialidad, mejor no tener que ir a visitarla nunca. Y con esa calma esa forma de ser se fue apoderando del corazón de todo el Grupo, hasta llegar al extremo que todas las niñas se han sincerado con él.

De profesión doctor, de vocación terrateniente de ¡pistachos!. Capaz de ir a una velocidad andando de más de 6 km por hora, a ritmo de …Camela. Amante de la cerveza y el buen vino, pero surtidor de agua para todo el Grupo. Siempre abriendo camino. ¿es o no diferente?

Una de las cosas que me deja este camino es conocer a un Marqués de verdad, con un marquesado en su corazón, tan inmenso, que es difícil e igualar.

El “Tito Aure”, se integró rápidamente en el Grupo, y lo ha hecho para quedarse en la cabeza y los corazones de todos. Sus palabras de la cena de la Celebración, entrecortadas, muestran la hidalguía propia de una persona de la nobleza. (no confundir hidalguía con hidalgo, eso es otra cosa, que también hubo alguno, jejeje).

Porque ser persona de la nobleza, es ser persona noble y este Marqués lo es.

Como a el le gusta decir, “nada ocurre al azar”. Y en eso coincido. Que enorme fortuna habernos cruzado en la vida. Marqués, tu súbdito te dedica esta entrada, porque te la has merecido con creces.

¡A sus pies!

La Celebración

A las 19:30 es la misa del Peregrino, donde incluso nombrarán al Grupo de Sevilla que ha hecho el camino desde Tui. Y también a muchos Grupos que han coincido en nuestro camino. Lo de Benacazón, los de las Carmelitas de Vedruna, y muchos otros anónimos, que no sabemos sus nombres: las brasileñas, las niñas de Salteras con la camisetas del Betis, los extremeños, el matrimonio mayor con su cuñada, etc.   Pero que llevamos varios días saludándonos y con el clásico “Buen Camino”. A algunos incluso nos hemos abrazado como si nos conociéramos de toda la vida.

Tras una misa en su tiempo y el abrazo al santo. Un rato libre, para a las 21:30 irnos a cenar todos juntos. La cena de homenaje al Camino y de celebración.

Un sitio reservado para nosotros, todos juntos, con una buena comida y larga sobremesa. Discursos y menciones especiales a cada una de las niñas. El premio ha sido para todas. Por su esfuerzo, superación y ejemplo de vida. Convivencia, compañerismo, ayuda mutua y aprendizaje de que con esfuerzo se consiguen las metas.

Y ahora si… este momento mágico, hizo aflorar las emociones y las lágrimas, sentidas, profundas, con recuerdos para sus familias, si esta experiencia ha sido inolvidable, incluso irrepetible, en muchos aspectos y todos positivas, esta Celebración fue un broche al Camino, el mejor broche posible y que como nos dijeron en la misa, “El Camino no acaba aquí, sino que empieza”

Tras esta celebración de noche, nos quedaba el último día. El día de turismo, de explosión de la alegría, antes de volver a casa y de pensar que esta semana, no será una semana más de un calendario que se repite. Será una semana de la que nos acordaremos toda nuestra vida.

Viernes 7. Quinto día de Camino

Ultimo día de nuestro peregrinar a Santiago. ¡Hoy llegamos!

El cansancio va haciendo mella en nuestras piernas, pero la recompensa es tan grande y la alegría por llegar tan inmensa, que los 25 Km que tenemos por delante serán un paseo.

El inicio es una premonición de lo que va a pasar. Las niñas que han ido las ultimas casi todos los días, se colocan en cabeza, hoy quieren llevar el ritmo. Al final siempre queda alguien y algún Tito, para cerrar el grupo. Al mismo ritmo que hemos llevado los últimos días, con un día nublado, vamos contando los kilómetros al revés, ¡ya quedan 15! ¡10! ¡8! … y llegamos a Milladoiro, a 6 km de Santiago, donde habíamos quedado la principio del día, para reagruparnos todos y hacer juntos el final del camino y llegar a Santiago.

¡Y así fue!

Estos últimos kilómetros, lo hicimos en un poco más de una hora, 3 km de bosques y… entramos en Santiago.

Los últimos 3 kilómetros hasta la Catedral, por la ciudad, fueron momentos de mucha emotividad y emocionantes. Las niñas estuvieron más de 20 minutos enlazando una canción con otra, en un mix propio, a pleno pulmón y haciendo volver las caras de todas las personas con las que nos cruzábamos , las que estaban en los bares o en sus oficinas. He de reconocer, que alguna lágrima casi se m escapa, entre el cansancio y la emoción.

Y en esto llegamos a los últimos metros, cuesta donde está correos, Rua do Franco y … ¡¡¡la Plaza del Obradoiro !!! Explosión final.

RETO CONSEGUIDO Y ABRAZO COLECTIVO.

Tras un buen rato en la plaza, con fotos, cantes y hasta bailes, entramos en la Catedral, solo un rato, pues por la tarde iremos a la misa del peregrino, tras reponer algo las fuerzas, cambiarnos y un rato de tiendas, par aqu elas niñas se equipen.

Pero eso será exclusivo de otra entrada.

Somos uno más

Esta entrada es un anexo a las etapas del camino.

Desde que se empezó a fraguar esta aventura, “bendita aventura”, todo el que se enteraba siempre decía lo mismo. “Vaya valor ir con 12 niñas de esa edad” y puede que tuvieran razón, pues además los 3 adultos nos conocíamos relativamente, incluso uno de ellos no conocía ni a las niñas ni al otro adulto. Ese si que ha tenido valor.

Y siempre contestaba lo mismo, “El Apóstol nos acompañará”

Tras varios días de Camino, puedo decir que así ha sido. En estos días han sucedido cosas, algunas que han sido interpretadas y otras que no hemos sabido interpretar, pero que vistas desde  la distancia, son la evidencia de que así ha sido.

En los momentos más duros de esta semana, los más difíciles, ha habido detalles que solo pueden ser explicados, porque “somos uno más”

Una noche, a eso de las 2 de la madrugada, una de las niñas vino a despertarme, pues estaba con vomitos. El equipo médico había pasado consulta de podologia y restauracion muscular toda la tarde, así que yo  como “médico residente” me tocaba la guardia…En un albergue desconocido, con mi instrumental medico, aspirinas e ibuprofenos, ¿que hago?. Fui a la Cocina del albergue, desconocida para mi, a buscar algo, lo que hubiera, se me ocurrió buscar manzanilla y rebuscando por los muebles, semioscuras, me incorporo y… delante mía un frasco nuevo de PRIMPERAN…  continuo la búsqueda y encuentro una caja de manzanilla con dos sobres…

Otro momento duro, muy duro, fue el segundo día. El esfuerzo del primer día fue sobrehumano, a pesar de haber acortado el final. Ese segundo día era más corto, pero con unas cuestas… parecidas a las de las etapas ciclistas de alta montaña. En una de ellas, como la de los Lagos de Covadonga, me quede al final para coger botellas de agua para el grupo. Empecé a sprintar y a adelantar a casi todos, dandole agua, mientas el Camino se empinaba, con rocas y piedras, difíciles de poder mantener el equilibrio. Durísimo. Y lo reconozco, al final casi me rompo. No podía más. Empecé a pensar y desear que hubiera alguien al final de la etapa con fruta fresca para reponer fuerzas. Y año era un pensamiento, era deseo. Casi llegando arriba, sin poder alcanzar a los pocos que quedaban por delante, giró una curva y… allí estaba. Unas maderas sober unas cajas con 2 señoras y sobre las maderas, platanos, piña, sandia, manzanas, peras, dulces y agua… ” cuánto es esto, pregunte, la voluntad me contestraon. Y me pare, espere a las 9 personas que venían por detrás, los más perjudicados del día y todos nos repusimos con esas frutas,  casi hasta agotarlas…

Una de las niñas, bien muy tocada desde el primer día. Necesita dos bastones para apoyarse, pero son diferentes. Estamos intentado comprar otro igual desde Tui pero no lo encontramos. En una parada de una etapa, nos metimos en una pequña iglesia y al salir nos llaman dos señoras. ” oiga que se les olvida esto!” exclamaron, al tiempo que subían en sus brazos un bastón como el que estábamos buscando, igual. Fuimos a por el, pero La Niña dijo, que lo llevaba y lo enseño. Nos insistieron, “debe ser suyo”. Pero dijimos que no… ese día no supimos interpretar que estaba allí para nosotros.  No entendimos a Nuestro nuevo acompañante.

Y bien que nos hubiera servido, pues al niña del vomito de noche, lo hubiera necesitado al día siguiente. Más de la mitad de la siguiente etapa con vomitos y otra niña con un golpe en la frente, accidental,  pero con un chichón como un abola de golf. Ese día si estuvo con nosotros nuestro nuevo acompañante. No se de donde sacamos fuerzas, pero al final acabamos todos la etapa y esas niñas en mitad del pelotón…

Son casualidades, o no, pero lo que si estoy seguro es que ya SOMSO UNO MÁS.  Santiago esta con nosotros…

Jueves 6. Cuarto día del Camino

Hola de nuevo! Tras un día de calma en Caldas de Reís, hoy toca la penúltima etapa, hacia Padron. Lugar de escritores como Rosalía De Castro y Camilo José Cela… a ver si a las niñas se les pega esta influencia literaria, porque el grupo de escritura no se ha estrenado.

Bueno tampoco se ha estrenado el grupo de compras, ni el de preparar bocadillos, vamos que la actividad brilla por su ausencia. Es inversamente proporcional al cansancio aunque los datos estadísticos los dejaremos para el último día…

Estas caras de las 8,20, de la mañana son muestras de haber descansado y de un buen desayuno peregrino. Rumbo a Padron, etapa corta de 20 km, para hacer en 4  horas. Todo es buen presagio. Mientras en Sevilla llueva, aquí hace un sol de justicia.

El Camino, todo por bosques y senderos, ha sido precioso, tranquilo, si bien se han producido milagros…

En un grupo tan grande, la distancia de la cabeza a la cola es a veces de más de 1 km. En el furgón del cola, suelen ir quien escribe y algún Tito más, para ayudar, socorrer e incluso “confesar” a las rezagadas, que van cambiando, según el estado de ánimo, cansancio u otras circunstancias.

Soprendente la que un día esta en la cola, al día siguiente está más arriba y así. No diremos sus nombres, pues el anonimato en el Camino es fundamental. Esto es de cad uno con el Apóstol.

Hoy, una de las niñas que llevaba desde el principio en la cola, con tratamiento de los pies por el equipo médico, sorprendemente se ha puesto en cabeza  y…. ha sido imposible seguirle ell Paso. De hecho ha habido momento de ir a por ella para pararla, va con cascos de música, y se ha escapado…. era una moto, que barbaridad!!! Luego lo único que nos ha dicho es que ha desayunado chocolate…  habrá que preguntarle la marca.

Otras que han estado estos días en la cabeza y tirando del grupo, hoy se han venido atrás, para ayudar a las más tocadas y para hacer más turismo, según ellas. El ritmo atrás es algo menor, pero también intenso, y las paradas y el ir y venir, te termina rompiendo las piernas y rodillas.

Al final hemos conseguido llegar a destino en el horario previsto, 1 de la tarde, para tras la ducha ir a reponer fuerzas…. y de que forma. Nuestra líder de hoy, emulando al Indurain de sus mejores tiempos, se ha pedido una fideua… que hemos comido tres de ella. ¡Vaya con el chocolate de la mañana! El resto han acabado con la reserva de ternera galleta.

Los Titos, sacrificados con pequeñas cervezas y, eso sí, con todas las cremas  del mundo en sus rodillas y piernas.

Ha sido una comida muy agradable, el que nuestras “nuevas sobrinas” se han comprometido a invitarnos a sus bodas y … a sus puestas de largo. Y claro hablando de bodas, hemos indagado sobre ese tema y tenido una jornada de confesiones públicas… para ganar el jubileo varios años. Pero eso mejor no lo contamos hoy. Lo único que pudo decir que que Tío Aurelio, Tio Juan y Tio Luis, han aprendido mucho, pero mucho, mucho…

Seguiremos informando.

Miércoles 5. Tercer día de Camino

Esta entrada empieza la noche antes del camino. Vaya noche!!

Nopodemso dejar de hablar de nuestros vecinos de albergue. Además de la Semana Santa, luego se arrancaron a cantar por sevillanas, y eso sí era cantar. Aunque para cante,  el del encargado del hostal. A las 8 de la tarde mándanos callar, porque había que descansar… si al final va a ser verdad que en España hay más tontos que botellines, ya llevamos tres en 4 Dias…

Despues si llegó la hora de dormir y descansar, pero eso era misión imposible. El concierto de ronquidos del albergue fue una versión particular de la melodía de “El lago de los cisnes” renombrado para esta ocasión como ” La charca de las ranas”

Varios al unísono, uno empezaba, otro seguía,, otro le acompañaba, cada ronquido, con su subida y bajada y cada tres notas, llegaba el ronquido que todo se lo come….aauuuu. Y vuelta a empezar. De vez en cuando sonaba el típico cri, cri, par evitar ronquidos. Uno, otro y otro, que es entremezclaban con los ronquidos y hacia la sinfonia mas insoportable. Que noche!

Y a las 6.00, diana. Hoy hay que llegar a Caldas de Reís, tenemos 23 km. Y menos calor.

La etapa ha teñido altibajos. El cansancio empieza a hacer mella. Algunas niñas han pasado sus particulares crisis. Pero todas se han recuperado y a lo largo de las casi 6 horas de caminata, han llegado a destino radiantes. Que fuerza, Dios mío!

Y ya queda menos de la mitad para nuestro destino.

Nos quedan menos de 45 km para llegar en dos dias. Esto está hecho, seguro.

El hotel de hoy, nos permitirá reponer esas fuerzas, además de la comida que se han pegado las niñas. Comen como andan!!!

Y su piscina. Con nubes, pero piscina. El día  promete y la noche también, ampliaremos la entrada con más acontecimientos dignos de dejar escritos para siempre.

Valga esta foto, a 6 km del destino, par ver esas caras que iluminan el Camino.

Y mientras “los Titos” preparando sorpresas para Santiago….

Lo dicho esto promete!!!!

Martes 4. Segundo día de Camino.

Hoy nos toca ir a Pontevedra. 22 km. Comparado con lo de ayer, un paseo.

Lo que no sabíamos es que esta etapa tenía tantas subidas y bajadas. Sino nuestras caras a las 8.20 no serían así.

Levantados a las 6, algunas, después de la fiesta, con desayuno algunas de nuevos fritos, rumbo a un nuevo lugar, Pontevedra.

Algunos pies y músculos, están resentido de la paliza de ayer. Pero hoy hay conjura. En l adoración con l aquí ese inicia el Camino, nos hemos comprometido a ir todos juntos y llegar a destino.

Esta foto prueba lo de las subidas y bajadas. Lo de ir todos juntos, pues va a ser que no…. pero vale. Tras algunos momentos nos juntamos y descansamos juntos.

A mitad del camino, tras pasar por Arcade, famoso por su ostras, que no hemos probado, el Camino se ha empezado a empinar, como nunca lo he vistO. Que barbaridad! Casi tocamos el cielo, pero literal.

En una cuesta empinada, se me ha venido a la mente la imagen de fruta fresca, la que me gustaría encontrar al llegar a destino. Y justo 500 metros más allá, unas mujeres estaba con fruta fresca!!!  A 300 metros de la cima… esto empieza a tener su mística… allí nos hemos juntado la mitad del grupo, los del furgón de hemos repostado. Con dos simpática señoras de Tenerife, que al enterase de donde veníamos, nos han preguntado ¿donde os quedáis hoy? Pregunta típica entre peregrinos. Lo que no es tipico es que al decirle el nombre de nuestro albergue, hayan expresado su alegría de forma efusiva. Es otro diferente al de ellas ¿porque? Estaban en el albergue de al lado del día anterior y reconocieron a las niñas, las voces… y la fiesta…. seran cosas  del apóstol!

El día ha dado anécdotas….  Como todos. Por citar sólo una. En una parada en la que nos hemos pertrechado con las conchas del camino, una con algo de incontiencia, ha sido Atacada por ortigas, en cierta parte que se usa para sentarse…. si bien la cura de la paisana que vendía las conchas, ha sido coger otras hierbas y frotarlas,  donde…. pues donde os imagináis. Todo el grupo de espaldas y  ella con su poción mágica. La lado de la carretera y los coches alucinando con la vistas!!!!!

A las 14.00 hemos llegado a Pontendra. Unos antes.

El resto después. Más de 5 horas y 22 km. Misión cumplida!!!

El cansancio empieza hacer mella. Pero tras la comida en un italiano y el descanso de tarde. Esto promete.

Ahora algo de turismo por Pontevedra. Y, sin fiesta, a seguir. Os pongo un par de imágenes de lo que puede suponer el Camino en muchos momentos y que cada uno interprete lo que quiera.

 

Espero que las niñas se animen a escribir. Lo dejo porque debo tener unai nsolacion. Estoy escuchando marchas de Semana Santa  y escuchando a un niño decir ” los dos costeros atrás”…

Pero es que es verdad…. en Pontevedra en un albergue del camino, un grupo de banacazon!!

Me voy a por mí tazón de gazpacho de vino joven, con mis amigos los otros Titos!!!!

Lunes 3. Primer día de Camino

Tras una noche Toledana, de esas de las de antes, con más sueño que otra cosa, a las 6.30, arriba. Toca mover un grupo numeroso y eso lleva su tiempo.

A las 7.30 desayuno en el pueblo, y a las 8:20, comienza el Camino.

El día hoy puede ser largo… pero lo ha sido más. Desde Tui hasta nuestro destino hay más de 30 km. Con un sol que parece traído de Sevilla, y all podrían haber parado en el aeropuerto, hombre….

Y el grupo…. “los 15” vaya grupo. De entrada en todos sitios nos preguntan, si es un colegio y si somos profesores…. y lo que no saben es que somos Tito Aurelio, Tito Juan y Tito Luis…. eso sí nos han prometido todas,  que nos invitaran a sus bodas, así que nos seguiremos  viendo.

Ir todos juntos es … misión imposible. Una muestra.

Y el cansancio haciendo mella. Esta imagen en Porriño, tras 20 km a la 1 de la trade es una muestra.

Y así paso a paso, kilómetro a kilómetro. Cada vez con más calor y trasvase casi 6 horas de marcha, a buen ritmo, fuimos llegando al nuestro nuevo albergue O Corrisco,  en Saxamonde, cerca de Redondela. Un lugar perdido momento, pero para quedarse. Con una dueña, Anabel y su marido, que no se trataron de maravilla.

Cierto es que los últimos 6 km, hubo que hacer una salto especial. Algunas no podían y aunque querían, no se podía, por lo que tuvimos que suspender esa parte y acudir a otro medio de transporte. Pero todo de acuerdo con el obispado, al que hicimos la consulta previa. Etapa válida. De hecho dejmao que 5 de los 15, la hicieran completa., ello se tienen un comodín.

Ademas, hay algunos que empezaron en Portugal a andar, Valenca Do Minho, por lo que el grupo está haciendo el Camino por dos Países distintos. Todo confirmado con la catedral.

El albergue solo para nosotros. Y menos mal, pues la fiestecita de las niñas, alteró toda la comarca, imaginarse si hubiera alguien en el albergue. Tal fue la fiesta, que los Titos, nos vimos obligados a refugiarnos en el patio del albergue, escondidos entre parras, compartiendo con los paisanos del lugar, refrescandonos con una copa y otra, casi avergonzados del nivel de la música y los cánticos… afinación parecida a la situación de algunos pies… lamentable. Tanto que al final nos sirvieron algo muy especial de esa zona. Un tazón de gazpacho de los nuestros, pero lleno de vino blanco joven, hecho por los dueños del alebergue. Y hubo que tomárselo…

Cerca de la 1, hubo que dar por finalizado el festín. Imagen dantesca la que tuvimos que ver. 12 niñas en una habitación, la mitad dormidas, las otras bailando. Las mantas en el suelo. Y no re a efecto del vino…

Todo se perdona, porque el grupo, es fenomenal. Se comportaron como unas campeonas. A un ritmo de más de 5 km por hora, subiendo montañas!!!

Que pena de calor, sino, llegamos a Santiago ese día y ya volvemos a dormir.

Lo dicho,  primer Dia de Camino y dureza extrema y relax cuando toca. No hay quejas.

Igual ellas se animan y escriben algo, pero es que entre tanto cante…

 

Domingo 2. El viaje

Primer día Camino De Santiago: día 2  de julio de 2017

Hoy, hemos emprendido nuestro viaje para hacer el Camino de Santiago.  A las 9.30 estabamos citados en el aeropuerto par emprender esta “bendita locura”. El grupo no pude ser más heterogéneo: 12 niñas de 16 años y 3 “iluminados” con algunos más años, solo algunos no pasarse…

El plan es simple. Hacer el camino De Santiago, el portugués, desde Tui en 5 días. 120 km. A priori parece fácil, es un reto, algo bonito, inolvidable… pero nadie sabe lo que puede pasar , pues nos enfrentamos a lo desconocido. Nadie lo ha hecho nunca.

Y claro, por mucho que planifiques, “15 ante el Camino”, es fuente de imprevistos.

El primero en el aeropuerto…. Nos abrieron todas las maletas y sacaron…. desde botes, aerosoles, desodorantes, hasta bastones con puntas de lanza. Normal. Lo peor fue sacarlo  fuera del control de acceso. Primero una  niña, después un padre y ahora no nos dejan entrar. Y al final… casi denunciados por la Guardia Civil. El que escribe pensó en un momento….”aquí se acabo el Camino” menos mal que la benemérita al final se apiadó de La Niña y dejó al padre, no sin antes darnos una “charla moral” de más de 15 minutos, que no recibía desde mi etapa en el colegio, cuando el cura que era mi tutor me llamaba a capítulo…. y de eso ha pasado algunos inviernos.

Después el avión. ¡Ryanair!. Está dicho todo. Eramos 15. Pues no nos toco a ninguno juntos, jejeje. Si lo llegamos a pedir no sale. Y para colmo, segundo “tonto” del día. Aterrizando se pone un pasajero a hablar por teléfono!!!! Justo al lado de otro de los padres!!! Aunque se le llama al orden, el avión estaba dando unos bandazos…. Pues como si no fuera con el… lo dicho segundo tonto del día y segunda incidencia y aún no habíamos  llegado a Santiago.

Para llegar a Tui desde Santiago, el medio elegido era el autobús. Nuestra sorpresa fue, que el autobús no paraba en Tui… pequeño detalle sin importancia!!!

Solucion, nos bajamos en Valenca Do Minho, Portugal, y allí ya veremos que hacemos. Pues unos en taxis y otro si andando, par ir calentando. Que más da 3 km más…

Y todo esto si no llegar aún al hotel!! Gran presagio de viaje. a partir de aquí todo tiene que ir a mejor.

Una vez organizados en Tui Hostal, un hostal muy cómodo y acogedor, hemos salido a conocer el pueblo y comprar palos para el Camino, y unas pulseras que nos han regalado. Las niñas han estado muy nerviosas porque mañana es el gran día y tienen grandes expectativas. ( dicho por ellas)
Por último, hemos ido a cenar temprano a un restaurante en la que todo ha estado buenísimo.

Nos hemos duchado y organizado para mañana, a las 23:00 horas estábamos todas ya en la cama porque mañana empieza el gran esperado Camino De Santiago.

Esto último lo escriben las niñas, lo de las 23.00 horas en la a, es un concepto que podríamos discutir….

Pero para ser el primer día, vale.