Archivo por meses: febrero 2014

“Educación para el Positivismo”: Introducción

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Hola otra vez. Desde al última entrada hay muchos seguidores que me han insistido en la idea de crear la asignatura de “Educación para el positivismo”. “Leo, que te vas a meter a modificar la Ley Wert” me decía un mensaje socarrón de uno de ellos. Pues no es mi intención. No pretendo legislar, pretendo solo ayudar a quien quiera ser más positivo.

Y, paradojas del destino, comenzar la el temario de Positivismo en Febrero es para ser Optimista. ¡Vaya mes triste Febrero! Creo que Febrero y Noviembre son los dos meses más tristes del año, que casualidad, el segundo y el penúltimo. Quizás no sea tan casual, ya os hablaré algún día de la numerología, pero eso es otro tema…

Leo, ¿porqué dices que Febrero es triste? Creo que salta a la vista. Febrero es en realidad el final de la cuesta de Enero, donde ya no solo el bolsillo está vacío, es que ni te acuerdas porqué. Febrero es el mes de las 2º rebajas. ¡Hay que ser triste!, no tienes ni rebajas propias como Enero o Julio, tienes un segundo plato de rebajas, para ver si alguien se anima, y ni por esas.

Pero además Febrero es triste por su tiempo. Vaya colección de temporales, agua, ciclones, falta de sol, si te entran ganas hasta de llorar…

Mira si será triste Febrero, que cuando estaba acabando, ha sucedido la mayor ciclogénesis explosiva que se recuerda. El pasado sábado día 22, aprovechando un respiro de buen tiempo, estaba paseando por la calle,  pensando en lo que iba a escribir en mi entrada del mes y, de pronto, algo me sobrecogió. Empecé a observar a una cantidad de gente con las brazos hacia arriba, sosteniendo algo en sus manos y girándolas como si estuvieran enroscando una bombilla. ¿Se estarán preparando para bailar sevillanas? Pensé. Pero cada vez más la gente salía de las tiendas, de los bares, era como un ritual previo a la Semana Santa. ¿qué pasa?

Me acerqué hacia algunas personas y observé que en sus manos portaban teléfonos móviles, pensé, protestan por las tarifas… por eso ante la curiosidad le pregunté a un chico joven que pasaba. Su respuesta me dejó helado, pero helado de febrero:

“El Whatsapp no funciona”

Un intenso frío me recorrió el cuerpo, de pronto llegaron las primeras noticias de otros ciudadanos. “Twitter dice que la red de whatsapp se ha caído” Y el frío me recorría hasta los pelos. ¡NO! ¡Estamos sin Whatsapp!.

La tristeza se iba apoderando de los rostros de la gente al ir extendiéndose la noticia por todas partes. De pronto vi Padres recogiendo a sus hijos y diciéndoles, “Vámonos para casa, el whatsapp no funciona”. La tragedia se mascaba en el ambiente.

Un grupo de chicos y chicas lloraban desconsolados, ¿Que pasa?¿porqué lloráis? les pregunté. Su respuesta fue demoledora. “Es por Roque,nuestro amigo del Grupo de whatsapp, ha sido tremendo…¿Un accidente quizás? No, es que llevamos años siendo su amigo por whatsapp y hoy por primera vez nos ha llamado, Habla, ¡milagro!”

Ante tal magnitud de tragedia y en previsión que la cosa fuera a más, me fui a casa. En todos los medios digitales estaba la noticia, la televisión habría con la misma. “El whatsapp no funciona” ” Se ha caído la red.”  “Millones de personas incomunicadas” Reconozco que, tristemente, la tarde del sábado ya no fue la misma, para un día bueno que sale, pasa esto. Es que Febrero…..

A la mañana siguiente una luz me despertó, rápidamente la radio daba la noticia, “Hoy 23 de Febrero.. ojú otra vez con la fecha, pensé yo… whatsapp vuelve a funcionar”. Di un bote de la cama. Después de la tempestad siempre viene la calma.

Todos los telediarios del día abrían con la noticia. Reportajes del día anterior con entrevistas a la gente por la calle, todos con rictus serios, cariacontecidos, con un gesto de negación en su cabeza. Grupos de jóvenes solicitando la declaración de zona catastrófica, por los destrozos ocasionados. “No se nada de mis amigos desde ayer…. ¿Pero el teléfono funciona? Si pero no es igual.” Tremendo… El 22 del 2 (la numerología…) quedará marcado como el día en que whatsapp se cayó. Es un punto de inflexión en nuestras vidas, ya nada será lo mismo.

“Pero Leo, cuando vas a empezar con la Introducción de tu asignatura, que esto se está acabando”

Pues aquí viene. La mejor introducción a esta asignatura es tener la actitud y ganas de ser positivo. Consiste en ser muy amplio de miras y ver las cosas desde todos los ángulos. Como se diría hoy día, “con visión 360º” Hay que saber/querer sacar de lo malo lo bueno, de lo negativo su lado positivo. Y, a poder ser, riéndonos de nosotros mismos. ¿Imposible? Pues yo creo que no.

Si tras el gol de Iniesta en el Mundial, se engendraron muchos niños. ¿Cuantos niños nacerán sobre el 22 de Noviembre (otro mes triste)?. Serán los niños “de la caída del whatsapp, no de la caída de Roma, los wasapitos”. Y además es la primera tragedia humana en la que no se han reconocido suicidios. O sea que SE PUEDE VIVIR SIN WHATSAPP!!! Aleluya. Incluso crear vida…

Por eso Aunque Febrero sea triste, que lo es, también es corto y además la antesala de la primavera. Todo es como lo queramos ver. Además, y que casualidad, esta semana son los carnavales y que sería de Febrero sin carnaval…

Si alguien aún no se ha enterado de lo que quiero decir en esta introducción, recomiendo pinchar este enlace al final de la entrada. http://www.youtube.com/watch?v=jaQY7PrbyDQ

Si después de esto, vivido en febrero del 2012 en plena crisis, no ves la vida con optimismo y alegría, pues entonces lo tuyo es más grave. Pero eso, el primer tema de la asignatura Educación para el Positivismo, te lo podrá resolver.

“Y os lo digo con guasa/ si no tienes wasap / vete pa tu casa”.

Hasta pronto.

P.D. Los hechos relatados en esta entrada son verídicos… Así es la vida