Archivo por meses: junio 2015

Los Fofisanos

flores fofisanas

¡Hola a todos de nuevo! Lo primero que debo hacer en esta entrada, es responder a una pregunta que me habéis hecho muchos de vosotros ¿cuando vas a publicar, Leo? . Agradezco la pregunta, pues eso significa que hay alguien que me lee… Pero dicen que no hay buenas preguntas, sino buenas respuestas y esta debe estar a la altura de la pregunta y de los que la han hecho.

Reconozco que he estado algún tiempo sin acudir a esta cita. Y podría decir que “he estado de vacaciones”, pero sería faltar a la verdad. También algo más intelectual e incluso interesante, “mis obligaciones no me han dejado tiempo”. Y sería algo verdad, pero no toda, un porcentaje muy bajo. La realidad ha sido más cruel y más dura. Me ha faltado inspiración. Si lo reconozco, las que se han ido de vacaciones o no han tenido tiempo para mi, han sido mis “musas”. Y no por falta de intentarlo. He escrito varias entradas, pero no han superado la propia censura del que la escribe, esa segunda lectura uno o dos días después de escribirla, y no las he considerado dignas para aquellas personas que se enganchen a este blog y gasten 2 minutos de su tiempo. Quizás haya sido miedo a defraudar, o solo ganas de elevar el nivel. Pero lo reconozco, Leo, aunque es siempre positivo, también tiene momentos de duda y escepticismo.

Pero hace unos días, leyendo algunas cosas, volvió mi “musa” particular y apareció ante mi una nueva figura, el FOFISANO. La cual me inspiró y me dio pie a escribir de nuevo y pasar todas las censuras.

Leo, ¿que es esto del Fofisano? Eso mismo pensé yo, hasta que me empapé de su significado. Algo tan sencillo como un hombre de buena planta, pero donde su “tableta de chocolate” se ha derretido, dando origen a un incipiente o prominente, depende, espesor e hinchazón abdominal. Esto deriva en una curva que va desde debajo de los pectorales, hasta debajo justo del ombligo, muy apreciada si se ve de perfil, y no confundir con el de Facebook, e incluso digna si se ve de frente.

No seas rebuscado Leo, eso es la panza de toda la vida. Si, pero no. El Fofisano es tendencia, casi Trending Topic, representa el hombre al que la vida le ha dado salud, prosperidad y le rebosa, nunca mejor dicho, felicidad y éxito. Y si analizamos sus principales exponentes o líderes, pues aún se entiende mejor: Brad Pitt, Kevin Costner, Tom Hanks, George Clooney (será por el nespresso). Vamos Hollywood al servicio de la causa.

Leo, que me dices, ¿que la panza está de moda? Que ya no soy un gordito feliz y que ahora soy un Fofisano… Pues si, amigo. Alguien con mucha sabiduría ha sabido canalizar esa reflexión de filósofo que escuché hace tiempo. “ Solo hay un vida, pero muchas tallas” Y ha creado una nueva tendencia de moda, la de los Fofisanos, (que viene del clásico Fofi, diminutivo de fofo, carne floja o gordito y del moderno, Sano, de feliz y saludable, lo que traducido resulta gorditofeliz). Y esa tendencia de moda se representa en camisas amplias, a poder ser por fuera, para disimular el entalle de la cintura. Suele acompañarse de barba de algunos días, pero no por ser un proyecto de hipster, sino para disimular el principio del ensanche por debajo de la barbilla, papada para los conocidos. Y, sobre todo, no importa que se vea en los lugares tópicos y típicos de estas fechas, playas y piscinas.

Leo, estoy emocionado, por fin me das una alegría y un halo de esperanza. Esto si que es una entrada positiva. Podré quitarme la camiseta este verano y enseñar mi contribución invernal a mi salud, es decir que soy más Fofisano que antes…. Gracias de verdad Leo, y por mi pásate varios meses sin escribir. Me voy a celebrarlo con una buena comida…

Tampoco te pases, hombre, que los excesos nunca son buenos. Pero en el fondo, si que llevas razón. Si este es un blog que busca la alegría y la positividad en todo, el Fofisano es su máxima expresión. Es una segunda oportunidad, como indulgencia plenaria, a todos los que la dieta iniciada en Septiembre y renovada en Enero, no ha dado sus frutos. Sin duda, por que no fue bien prescrita, pues se ha seguido “escrupulosamente” o bien porque tu constitución es así y generas más calorías de las que gastas.

Pero también es un rayo de esperanza para lo que viene. ¡El verano! El Fofisano no tiene porque sacrificarse, para qué, si es tendencia. El músculo y la “tableta” de chocolate forman parte de la “casta” de No-Fofisanos, que además son minoría. Y no hay que analizar las encuestas del CIS, sino visualmente se ve. Ya me imagino a los Fofisanos al grito de “Si se puede” en los bares del litoral español, mandar al paro a la ensalada, la fruta, las bebidas isotónicas o bajas en calorías y al Té, sobre todo al Té en sus vertientes rojo y verde, ¿conocéis a alguien que le guste? Todo el que lo toma y le preguntas, solo responde, “quema mucha grasa”. Y en su lugar, ocuparán las mesas y las barras esa cerveza fresquita, esos fritos de pescado y, porque no, esas carnes en barbacoas y esas copas largas de postre. Y siempre con un runrún de fondo: risas y felicidad. Un tiempo nuevo, un movimiento social, pero de verdad. ¿a que me sonará esto?

Y para acabar me gustaría hacer una reflexión final. Si Dios creó al hombre y luego a la mujer, para vivir en el paraíso, y estamos en momento de igualdad y paridad total. ¿cuando tendrá el Fofisano pareja? ¿será el Fofisanismo un movimiento machista? ¿quién serán sus exponentes y cual su nombre? Estas cuestiones deben ser prioritarias y resueltas en este tiempo nuevo y, sin duda, darán para otra entrada en el blog… igual hasta muy pronto…