Viernes 7. Quinto día de Camino

Ultimo día de nuestro peregrinar a Santiago. ¡Hoy llegamos!

El cansancio va haciendo mella en nuestras piernas, pero la recompensa es tan grande y la alegría por llegar tan inmensa, que los 25 Km que tenemos por delante serán un paseo.

El inicio es una premonición de lo que va a pasar. Las niñas que han ido las ultimas casi todos los días, se colocan en cabeza, hoy quieren llevar el ritmo. Al final siempre queda alguien y algún Tito, para cerrar el grupo. Al mismo ritmo que hemos llevado los últimos días, con un día nublado, vamos contando los kilómetros al revés, ¡ya quedan 15! ¡10! ¡8! … y llegamos a Milladoiro, a 6 km de Santiago, donde habíamos quedado la principio del día, para reagruparnos todos y hacer juntos el final del camino y llegar a Santiago.

¡Y así fue!

Estos últimos kilómetros, lo hicimos en un poco más de una hora, 3 km de bosques y… entramos en Santiago.

Los últimos 3 kilómetros hasta la Catedral, por la ciudad, fueron momentos de mucha emotividad y emocionantes. Las niñas estuvieron más de 20 minutos enlazando una canción con otra, en un mix propio, a pleno pulmón y haciendo volver las caras de todas las personas con las que nos cruzábamos , las que estaban en los bares o en sus oficinas. He de reconocer, que alguna lágrima casi se m escapa, entre el cansancio y la emoción.

Y en esto llegamos a los últimos metros, cuesta donde está correos, Rua do Franco y … ¡¡¡la Plaza del Obradoiro !!! Explosión final.

RETO CONSEGUIDO Y ABRAZO COLECTIVO.

Tras un buen rato en la plaza, con fotos, cantes y hasta bailes, entramos en la Catedral, solo un rato, pues por la tarde iremos a la misa del peregrino, tras reponer algo las fuerzas, cambiarnos y un rato de tiendas, par aqu elas niñas se equipen.

Pero eso será exclusivo de otra entrada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *