Epilogo de Despedida

Y una vez escritos estas entradas, solo quedar hacer una entrada final. Con algunos datos de interés.

Más de 120 km recorridos, algunos para adelante y para atrás, a una media de 4,4 km. incluyendo paradas. No está nada mal.

Mas de 30 horas andando y mas de 11.000 calorías perdidas y no repuestas. Un déficit de líquido, que nos ha hecho depurarnos por dentro y gastar más tiritas y vendas que papel higiénico… esto parece que es algo extendido por el camino, según los comentarios oídos en las caminatas.

El numero de ampollas ha sido escaso, para el Grupo, pero muy concentrado en algunas de sus miembros.

Las horas de sueño en 7 noches… no muchas, mejor no cuantificaras. En los primeros días, alguno dormíamos menos que el ritmo de caminata…

Canciones del camino: Despacito, toda una premonición… y la de Maluma “la de los cuatro”.

Confesiones…. Incontables. Pero se quedan por el camino.

El Tito Juan, el otro doctor del Grupo, otro descubrimiento, a medias pues ya nos conocíamos algo. Un continuo ir de la cabeza a la cola del pelotón, cargado con un mochilón lleno de agua, fruta, vendas… eso era el bolsillo de Doramon. Y sus conversaciones  después de las caminatas. en nuestros particulares «momentos de reflexión». Inolvidable.

Y este humilde escritor, que ha ido cerrando el Grupo siempre, como si fuera un pastor haciendo con sus manos el gesto, para que el “rebaño” fuera por el camino y se agrupara, solo le queda cerrar el blog, con todo el dolor de mi corazón, y emplazarnos para vernos pronto. Mientras tanto, cada vez que cierre los ojos, me vendrán imágenes del camino que se han quedado en el corazón , con las caras y los nombres de todos.

“Buen camino” para siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *